El outfit perfecto

No es que se me haya olvidado eso de escribir, es que he pasado de estar enganchada a las redes sociales demasiado tiempo y se me ha olvidado por completo mi mundo… mi blog!

Pero el acontecimiento de hoy ha merecido una entrada y parecía que estaba esperando el momento adecuado a encontrar un tema del que hablar. Sí… esta tarde ha sido la tarde madre e hija. Aquella que seguramente cualquiera chica en sus veinte años guardara con cariño y con un tono muy genuino de lo que se llama pasar la tarde con mamá.

La historia se acontece a la llegada un mail en el que me hacían ganadora de una de las diez entradas dobles a la presentación de la nueva colección de Longchamp en la calle Serrano de Madrid. Como cualquier parado que por desgracia llenan este país, mis tardes se encuentran demasiado vacías y con suerte, o por desgracia mía, mis amigas se encuentran trabajando todo el tiempo que yo lo tengo libre. Así que la persona más indicada y que seguramente más ilusión le hacía era mi madre. La que me hacía miles de vestiditos y conjuntos cuando era pequeña, la que me arreglaba el más imposible destrozo en una prenda y volvía estar nueva, la que, a gusto mío, me renovaba la ropa que más me gustaba para que siguiera estando a la moda y la que a día de hoy me hace realidad todos los caprichos que salen demasiado caros en una tienda, aun no siendo de Serrano. La austeridad es la palabra con más prioridad en cuanto a mi lenguaje económico se refiere ahora mismo.

Pues bien, madre e hija se pusieron en camino vestidas con sus mejores “galas” sin llamar la atención, pero sin pasar desapercibidas y por supuesto sin dejar en evidencia nuestras artimañas para mantenernos a la última moda, o lo que más se conoce ahora como “preparadas con un buen outfit muy tend” para la noche.

La aventura más sorprendente fue darnos cuenta de lo pobre que te puedes sentir en una calle de Madrid que sin remedio, todo lo que allí existe vale cinco veces más de lo que llevas. A lo que mi madre me dice: “¿Solo cinco veces más, hija? pero si tus medias son de los chinos seguro”. “No, mamá… que son del Primark y me costaron 3 euros dos pares y son tupidas!!”.

Aún así, nos paramos ante el escaparate de Yves Saint Laurent, aquel francés que aún sigue triunfando en las pasarelas más solicitadas de Europa. Y sí…, lo hice. “Mira mami, que mono el vestido. Ah… y solo son 3.450 €” Seguramente algunas dirían, efectivamente, “solo”. En fin… no comments. El sufrimiento continuó a lo largo de toda la calle, y si no has estado nunca o poco, sí, es demasiado grande. Cuando pasamos por el escaparate de Prada, con esa entrada y ya con solo ver los pomos de las puertas, se me pusieron los pelos de punta.

Así es la moda, pensé. Y lo pienso.

¿Qué sería de la moda si estuviera al alcance de todos?

“Pues hija, no te preocupes que, a ver, ¿qué te gusta de aquí que yo te lo hago”. No es la primera artimaña que madre e hija utilizan. La madre con aguja e hilo es capaz de hacer una copia exacta de uno de los vestidos de fiesta más bonitos que he visto jamás, uno de Rosa Clará. Y sí, fue perfecto.

Pero el desafío va más allá, tenemos nuestra próxima víctima, o varias diría yo.

Pese a nuestra pobreza fuimos a nuestro destino, y lleno de globos dorados y canapés delicioso, una bloggera me pidió que posara para ella, porque se dedica a hacerle fotos a los outfit que más le gustaba y así publicarlo en su blog. La tentación no fue ni tentación, fue un placer y que mejor que hacerlo posando con mi falda, diseñada por mi y creada por la mismísima de aguja e hilo de los vestidos de mi vida.

Y así, sigo convencida de que si tuviera dinero no estaría escribiendo esto desde mi portátil y encima de la cama antes de irme a dormir, sino que estaría pensando en cómo sorprender a mi público con mi nueva colección de la que todo el mundo se enamoraría. O sería yo la que llevaría esos modelos de más de 3.000 €.

Mientras, me quedo con mis ideas, que no me harán rica pero me hacen feliz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s